¿Cuáles son los beneficios de HypnoBirthing®?

 

Hoy vamos a hablar sobre las ventajas que presenta HypnoBirthing® para la familia que se prepara para el nacimiento de su bebé.

La ventaja más importante y principal del método es que elimina el síndrome Miedo-Tensión-Dolor, el causante de que a mayor miedo en la madre (ya sea al dolor, a posibles complicaciones, a no saberlo hacer bien, a sufrir intervenciones…) aparezca más tensión física en su cuerpo (que se prepara para escapar de una situación peligrosa) y por tanto, el temido dolor. Eso es porque los músculos involucrados en el nacimiento no pueden trabajar cómo deberían si están tensos. 

Bien, si nos liberamos de tal síndrome, gracias a HipnoNacimiento podremos reducir y a menudo evitar intervenciones, anestesias y episiotomías. Esto se debe a que el cuerpo de la madre no estará bajo tensión y podrá funcionar como está preparado para hacer. 

De nuevo relacionado con este tema, la madre podrá pasar por el proceso con menor cansancio, ya que no pondrá oposición al ritmo del nacimiento. Estando relajada y calmada, libre de tensión, su cuerpo podrá trabajar sin dificultad para dar a luz a su bebé, acortando la fase de apertura y adelgazamiento (dilatación). También es importante destacar que la madre no tendrá porqué pujar de forma dirigida durante largos y agotadores períodos de tiempo, sino que seguirá su propio instinto para seguir el ritmo de su cuerpo durante la fase de alumbramiento.  Así pues, la madre no tiene porqué sentirse terriblemente cansada después del parto.

Todo lo anterior también va a reducir la probabilidad de sufrir daños en el suelo pélvico, dado que va a ser la madre y su cuerpo los que decidirán cuándo, cómo y con qué intensidad dar paso al bebé. Añadido a la relajación de los músculos, va a ser más sencillo que el periné resulte intacto y sin traumas.

Es importante destacar también que la posibilidad de hiperventilar es muy baja en HipnoParto, dado que las especiales y específicas técnicas de respiración que se trabajan van a contribuir a que la madre use una respiración profunda y no superficial, que es la que causa la hiperventilación.

Como ya hemos dicho, recopilando… la madre no va a tener porqué pujar, ni sufrir daños en el suelo pélvico, tampoco intervenciones, no va a hiperventilar ni a sufrir terribles dolores. Así pues, va a estar relajada, siguiendo el ritmo de su cuerpo y dejando trabajar a sus músculos de la forma en que están preparados para hacerlo. Después del nacimiento, la madre va a seguir relajada, tranquila y llena de energía. Ello va a posibilitar que la madre, el acompañante y el recién nacido se fundan en una extraordinaria experiencia de apego, unidos todos en un especial círculo de emoción, amor y felicidad. El pronto establecimiento del apego permite que la pronta lactancia sea más facil, así como la transición a la nueva paternidad/maternidad.

No vamos a olvidar el importante papel del acompañante (ya sea el padre, familiar, doula…), que en HypnoBirthing® es totalmente crucial. Él va a ser quién haga sentir a la madre confortable y segura. Va a ser quién luche y defienda las opciones y deseos que él y la madre hayan acordado y estudiado previamente. También será el que la ayude a trabajar y aplicar todas las herramientas que durante el curso hayan aprendido y que pueda necesitar durante el nacimiento.

En definitiva, gracias a HipnoNacer vamos a poder conseguir de nuevo que el parto sea una experiencia maravillosa, segura, bella y tranquila.

 

¡Buenos días y buenos nacimientos!

¡Seguidme en las redes sociales para manteneros actualizados!

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *